24 de Noviembre, 2005, 17:20: dardosGeneral

! DISCULPE !

SE ESTÁ CONSTRUYENDO

EL SOCIALISMO DEL SIGLO XXI

zip-awad.gif

PRONTO ESTAREMOS EN LA RED

Visita la página SENDEROS Un espacio para la Unidad Latinoamericana

22 de Noviembre, 2005, 15:27: dardosContrato Social
EL CONTRATO SOCIAL
CAPITULO I: OBJETO DE ESTE PRIMER LIBRO
cobretti  09/01/2004 - 18:02    El hombre ha nacido libre y, sin embargo, en todas partes se encuentra encadenado. Se considera amo, pero no deja por eso de ser menos esclavo que los demás.¿Cómo se ha operado esta transformación?. Lo ignoro. ¿Qué puede convertirlo en legítimo?. Creo poder resolver esta cuestión.

Si no tuviese en cuenta más que la fuerza y los efectos que de ella se desprenden, diría: "En tanto que un pueblo está obligado a obedecer y obedece, hace bien; tan pronto como puede sacudir el yugo, y lo sacude, hace mejor aún, pues recobrando su libertad con el mismo derecho con que le fue arrebatada, prueba que fue creado para disfrutar de ella. De lo contrario, no fue jamás lícito arrebatársela". Pero el orden social constituye un derecho sagrado que sirve de base a todos los demás. No obstante, este derecho no es un derecho natural: de lo cual se colige que está fundado sobre convenciones. Se trata de saber cuáles son esas convenciones; pero antes de llegar a esta afirmación debo fijar o determinar lo que acabo de anticipar.

TEXTO TOMADO DE LIBREXPRESION.ORG Haga Clic para ver libro completo.

21 de Noviembre, 2005, 14:50: dardosDiccionario Filosófico

Diccionario filosófico de Voltaire Artículos

El Diccionario filosófico de Voltaire (Francisco María Arouet, 1694-1778), planeado por su autor ya en 1752, fue publicado en Amsterdam en 1764. Ese mismo año aparecieron dos ediciones en Ginebra (que simulaban ser impresas en Londres, ciudad en la que en realidad no se publicó hasta el año siguiente). El Dictionnaire philosophique portatif de Voltaire fue tan impreso, difundido y leído («¿Hubo apartada región adonde no llegase el Diccionario filosófico?» se preguntaba retóricamente Menéndez Pelayo) como perseguido y condenado: la obra fue muy pronto quemada en la intransigente Ginebra, el 16 de septiembre de 1764, y al año siguiente condenada por el Parlamento de París y por la Iglesia de Roma.

En español se publicó en 1825, en Nueva York, en diez pequeños volúmenes en 12º: Diccionario filosófico de Voltaire, traducción al español, en la que se han refundido las cuestiones sobre la enciclopedia, la opinión en alfabeto, los artículos insertos en la enciclopedia y otros muchos, por C. Lanuza (Imprenta de Tyrell y Tompkins, excepto los tomos 7 y 8: Imprenta de C.S. Van Winkle, también de Nueva York). El refundidor y traductor, C. Lanuza, podría ser Cayetano Lanuza, «médico de la ciudad de Córdoba, académico de la de Medicina de Madrid, y de la general de Ciencias, Bellas Artes y Nobles Artes de Córdoba, y socio de las patrióticas de dicha ciudad y de Jaen», quien en 1821 había publicado en Madrid (Imprenta de J. del Collado) el Sistema físico y moral de la mujer, por Mr. Roussel, traducción del francés, edición cuarta de 1823, por Don Cayetano Lanuza... [Dionisio Hidalgo IV:500].

En 1901 apareció en España el Diccionario Filosófico de Voltaire, en seis volúmenes, publicado por el editor valenciano F. Sempere (impreso en la Imprenta de El Pueblo). En la portada de esta edición figura el siguiente lema: «Voltaire es un precursor. Es el portaantorcha del siglo XVIII que precede y anuncia la Revolución. Es la estrella de esa gran mañana. Los sacerdotes tienen razón para llamarle Lucifer. Víctor Hugo.» No se menciona en esta edición ni la procedencia del texto ni el nombre del traductor. Tampoco se hace figurar fecha alguna de publicación, aunque Christopher Todd («A Provisional bibliography of published Spanish translations of Voltaire», Studies on Voltaire and the eighteenth century, CLXI, 1976, 43-136, papeleta 147) menciona una cita a esa edición datada en diciembre de 1901. La edición digital que ofrece el Proyecto Filosofía en español sigue fielmente esta primera edición valenciana de Sempere.

Han sido abundantes las ediciones en español del Diccionario filosófico de Voltaire a lo largo del siglo XX: enumeramos aquéllas de las que tenemos noticia. La edición en seis tomos de Sempere fue reeditada, también en Valencia, por la Sociedad Editorial Prometeo, sin que figure la fecha de edición. En 1919 se publica en Lima (Talleres de la Prensa, 3 tomos) [Todd 149]. En 1922 aparece en Barcelona (Juan de Gassó, 2 vols.) en «traducción directa del francés». Por esos años se publica en Buenos Aires (Tognolini) [Todd 151]. En 1935 aparece en Madrid en traducción, estudio preliminar y notas de Juan Bautista Bergua (Librería Bergua). En 1936 se publica en Barcelona, Editorial Sintes, 2 vols. En 1938 una nueva edición argentina, con prólogo de Luis Aznar, por la Editorial Araujo, Buenos Aires, 3 tomos; que son reeditados por la misma editorial en 1944, y en 1960 por la Editorial Sopena de Buenos Aires. En 1964 aparece en Buenos Aires otra edición en tres tomos, por Codilibro Ltda. [Todd 156-159]. En 1966 Ediciones Ibéricas, entre sus «Clásicos Bergua», publica en Madrid una segunda edición de la versión Bergua de 1935. En 1967, en traducción del francés por Aurelio Garzón del Camino, se publica en México por la Compañía General de Ediciones [Todd 160: esta es la última edición que reseña este autor en su artículo de 1976]. En 1976 se publicaron dos ediciones en Madrid, la de la editorial Daimón (3 vols, edición de Antonio G. Valiente) y la de la editorial Akal (Colección Manifiesto, «comprende los 118 artículos aparecidos bajo este título en vida de Voltaire», edición y prólogo de Luis Martínez Drake; traducción de José Arean Fernández y Luis Martínez Drake). En 1978 se publicó en Barcelona (editorial Petronio, 2 vols., traducción de José Ribera Mas). Y en 1980, 1985 y 1987 aparecieron sucesivamente en Madrid tres nuevas reediciones en la colección Akal Bolsillo. De nuevo se publicó en Madrid en 1988, por la editorial Tántalo. En 1995 lo publica también en Madrid la editorial Temas de Hoy (Enciclopedias del tercer milenio), en una edición que declara seguir el texto de Sempere, pero profanado por innecesarias ocurrencias, a veces ridiculas, firmadas por una profesora madrileña.


Artículos del Diccionario filosófico de Voltaire

Material tomado de: PROYECTO FILOSOFIA EN ESPAÑOL Favor consurltarlo.
www.filosofia.org Proyecto filosofía en español
© 2000 www.filosofia.org


21 de Noviembre, 2005, 14:28: dardosGeneral

VOLTAIRE

François-Marie Arouet

21-11-1694 a 30-05-1778

Hijo del notario François Arouet y de una madre prácticamente desconocida que falleció cuando Voltaire cumplía los siete años de edad. Estudió en el colegio jesuita Louis-le-Grand cuando se cumplían los últimos años del reinado de Luis XIV. De su formación religiosa guardará Voltaire un penoso recuerdo que se plasmará en una actitud irreverente, rebelde y burlona frente la Iglesia, sus instituciones y dogmas.

El pensamiento de Voltaire

Este personaje que se auto nombró como Voltaire fue convirtió el símbolo del enciclopedismo y de las  ideas modernas ilustradas que defendían la libertad de pensamiento, la tolerancia y la justicia como instrumentos superadores de la ignorancia, el dogmatismo y las supersticiones de toda índole. Frente a un oscurantismo que no solo fue ideológico, sino académico.

En contra de la tesis del "buen salvaje" mantenida por Rousseau,  Voltaire no admite ninguna inocencia y bondad natural del hombre, Voltaire no cree en ninguna inocencia y bondad naturales del hombre. Afirma que no es la sociedad, el Estado o la cultura la que pervierte y denigra esa inocencia primigenia del hombre, antes bien, es el propio hombre el que genera las propias condiciones de su miseria.

La ética   no se   halla subordinada a la política, porque se trata de un ámbito inmanente a nuestra propia naturaleza del hombre.
El único remedio para hacer la vida sea tolerable que acepta Voltaire en su mas importante obra "Cándido o el optimismo" es el trabajo. 
 Voltaire aceptó las tesis del deísmo, es decir, de aquella doctrina que reivindica una religión natural o racional defendiendo la libertad ideológica, de culto y la tolerancia religiosa. El anticlericalismo radical no indica una postura atea, por cierto afirma que "si Dios no existiera sería necesario inventarlo, pero la naturaleza entera nos grita que existe".

En el Diccionario filosófico, Voltaire define el deísmo en los siguientes términos:

"El deísmo es una religión difundida en todas las religiones; es un metal que se alía con los demás metales, y cuyas venas se extienden por debajo de la tierra (...)

La religión revelada no es ni podía ser otra que la religión natural perfeccionada. De modo que el deísmo es el buen sentido que no está enterado aún de  la  revelación   y la s otras  religiones   son el   buen   sentido que pervirtió la superstición (...)

Sus Obras:

-         1759 Candido o el optimismo

-         1763 Tratado sobre la    tolerancia

-         1764  Diccionario Filosófico